Encarte salud al día - Twitter
Encarte salud al día - Facebook
Encarte salud al día - YouTube
Encarte salud al día - Instagram
Encarte salud al día - Foursquare
Encarte salud al día - Pinterest
Principal / Crónicas
Luis Daniel es un niño feliz
Por Patricia L. Pérez M. Fotos: Mariauxi Montaño

Caso remitido desde Puerto Ordaz

luis-daniel-es-un-nino-feliz-02Félix José Martínez fue el donante del trasplante de hígado que le regresó la vida a su hijo Luis Daniel, gracias al apoyo del equipo experto de Fundahígado. La historia de este niño cambió hace 4 meses, para siempre

Dos años pueden ser toda una eternidad cuando se vive con una enfermedad hepática. De eso conocen Yazbeth Fernández y Félix José Martínez, una pareja de jóvenes a quienes les brota el amor por sus hijos y por la convivencia en familia, a través de miradas llenas de esperanza, ansias de progreso y lágrimas contenidas por el recuerdo de la enfermedad de su hijo menor.

“Nuestra vida parece una novela”, no tardan en advertir y, a pesar de que hoy ellos escriben juntos un nuevo capítulo, finalmente han alcanzado la paz que necesitaban porque su hijo de 2 años, Luis Daniel Martínez, tiene salud. El equipo del Programa Metropolitano de Trasplante de Hígado – Fundahígado cambió el rumbo de otra vida el pasado 3 de marzo, y a su vez ha motivado positivamente la activación de proyectos familiares de crecimiento y desarrollo.

 

Tránsito por Sucre y Puerto Ordaz

Luis Daniel Martínez nació con una enfermedad hepática que le impidió vivir saludablemente, desde los primeros días de su nacimiento en el estado Sucre. Sus padres hicieron todo lo posible por acercarse al diagnóstico, pero las respuestas fueron vagas y los tratamientos no surtían el efecto necesario. A los tres meses de edad, los episodios de diarrea comenzaron a ser más recurrentes y el niño empezó a bajar de peso.

La situación se presentó crítica y coincidió con la mudanza de la familia desde el poblado de Chacopata, en el estado Sucre, hacia el sector Sabana Linda en Puerto Ordaz. Los días transcurrieron y la piel del niño fue adquiriendo una tonalidad verdosa, según comentarios de la madre, quien permaneció junto a Luis Daniel durante un mes en el Hospital Raúl Leoni del sector Guaiparo. El niño ya tenía nueve meses de edad cuando fue hospitalizado y el resultado de la biopsia fue remitido por el gastroenterólogo tratante al equipo de Fundahígado, porque la única opción de vida era el trasplante de hígado.

La historia se cuenta rápido en pocas líneas, pero significó un tiempo de incertidumbre, sacrificios, insistencia y profundo compromiso por el bienestar familiar. Hoy, el trasplante de Luis Daniel favorece a todos, incluso a su hermano mayor Félix, quien en medio del nuevo clima de calma, ha podido ir al colegio.

“Ahora el niño tiene su piel bonita y estamos más tranquilos. Estamos demasiado agradecidos con Fundahígado”, comentó Félix José.

La historia se sigue escribiendo… Félix José regresará a su trabajo de albañilería con la meta de construir su casa en Puerto Ordaz y Yazbeth comprará sus máquinas para dedicarse a la costura, y así juntos asegurar el sustento de sus hijos y la continuidad del tratamiento médico.

Papá donante

luis-daniel-es-un-nino-feliz-03Para Félix José ser donante de la porción de hígado que necesitó su hijo fue una decisión rápida. “Antes de que los médicos lo dijeran, yo lo sabía porque ya habíamos leído un libro. Y yo siempre dije que si podía ser donante, así lo haría”.

Tener salud…

Significa que Luis Daniel puede jugar, llamar “hermanito” a quien en otras oportunidades no soportaba ni ver, por los cambios repentinos de humor que le provocaba la incomodidad con su cuerpo. También es comer con apetito, conocer el nombre de sus medicinas, pasar días con tranquilidad, ver películas infantiles, gritar “papá” y “mamá”, sonreír, lanzar besos y continuar viviendo.

55
Navega a través de las portadas para consultar las ediciones anteriores del encarte o haz click aquí
Anterior
Siguiente